lunes, 14 de diciembre de 2015


martes, 7 de julio de 2015

Palabras...

Entre unos manuscritos encontré este borrador que escribí el 17 de Mayo de 1997. Lo comparto

¡Mírame!, y escúchame bien.
Cuando te pido que me escuches bien
te estoy pidiendo que sigas el hilo de lo que voy diciendo,
que percibas los tonos de mi voz
y no te quedes detenid@ en una palabra
que alguna vez te hizo daño;
porque siguiendo el hilo tal vez ahora esa palabra
signifique todo lo contrario.
Cuando te pido que me mires
te estoy pidiendo que leas en mi mirada,
en los gestos de mi cara
y en la postura de mi cuerpo entero
lo que pretendo expresar.
Hoy me vestí en armonía con lo que quiero decir.
Podés percibir el mismo mensaje
en mis ojos, en mis manos, en el color de mi piel,
en el vibrar de mi voz.
Si es así,
habrás escuchado lo que quería expresar
y las palabras habrán sido
un detalle más de mi discurso.