viernes, 6 de diciembre de 2013

Encadenamiento alocado de palabras... (Sólo para enajenados...) esto no tiene explicación.

Se aproxima la hora de la despedida, del retiro, de abandonar lo transitado. El paradigma hasta hace un tiempo atrás era involucrarse para modificar la cosa, elevandola y purificandola. El otro paradigma, el que llega, parece indicar que debe dejarse la cosa. Entonces, lo que antes purificaba y elevaba pronto solo servirá únicamente de sustento al suceso que se proponía mejorar.
Todos los principios que se utilizan para estos puros propósitos están siendo quemados en una gran hoguera frente a los ojos de los artesanos. La enseñanza que este maestro negro nos revela, es que no se debería seguir alimentándolo.   Se separa la escoria del metal purificado. ¿Quien deja a quien? Ambos quedan en su sitio, se cierra un trato justo.
¿Será este proceso parte del salto cuántico de la humanidad para su entrada a la edad de oro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario