viernes, 15 de octubre de 2010

La vida físicamente termina en/con la muerte, pero no es una enfermedad

La niñez, la adolescencia, la menopausia y la ancianidad: NO SON ENFERMEDADES. No necesitan ningún tratamiento medicamentoso. Las enfermedades: SI.

Las claves para una vida física plena: No tabaco (ni alcohol, por supuesto), dieta saludable, actividad física razonable, limitar las bebidas con azúcar. Las  condiciones laborales tienen que ver con el contacto con sustancias tóxicas, los períodos de trabajo y descanso. Además asegurarse diariamente tiempo libre para hacer lo que más nos gusta con nuestro ocio!!!! Ah!!... y tomarse unos dos litros de agua, "agua", por día...

La mejor prevención de las enfermedades se concreta cuando prestamos atención al estilo de vida cotidiano que llevamos y de nuestra observación extraemos principios prácticos que alivian al cuerpo físico de situaciones desgastantes o arriesgadas. 

Dice el proverbio: “En mente sana, cuerpo sano”. Mantener nuestro equilibrio psicológico, nos garantiza poder hacer uso en cualquier momento de los conocimientos y experiencia acumulados con toda la inteligencia de la cual disponemos.

Debemos quedar en contacto con esa situación de equilibrio, para recordarla y volver a buscarla cuando nos apartamos de ella en el diario vivir. El dolor puede ser transformado en un “despertador” que nos recuerde hacia dónde dirigirnos. (“Recuperar el Norte”)

2 comentarios:

  1. Hugo, amigo, muy buen consejo!!!
    Es verdad que el equilibrio de nuestra vida , está en nuestra mente...pero como se hace equilibrarla a ella...porfi, enseñame más!!!
    Desgraciadamente vivo de enfermedades crónicas...sabías de mi autoinmunidad???...no quiero ser víctima, ni dar lástima, sólo quiero ganarle al bicho que me consume y vivir tranquila.
    Todos los días me levanto, con ánimo y dando gracias, pero a veces los bajones me sorprenden, pero no le voy a dar el gusto que me ganen.
    No fumo, no tomo nada de alcohol, como sano...será mi mente???...NO, ES LO QUE ME TOCÓ!!!
    Gracias Hugo por tus palabras en mi lugar y por tu amistad, y vuelvo a repetir, muy útil tu consejo, un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Acá de nuevo, estoy dejándote mi correo: carla.allione@hotmail.com , bueno cuando quieras podes escribirme, gracias, saludos.

    ResponderEliminar