jueves, 9 de septiembre de 2010

El pintor y sus endemoniadas pinturitas...

No soy pintor, quiero decir que no pinto, es más, a veces me cuesta decir qué color estoy viendo cuando no es uno definido. Por lo tanto no debería hablar de colores para ilustrar lo que quiero decir. Anticipados como aviso mis pedidos de disculpa voy, ahora si, derecho a lo que sería el principio del fondo de la cuestión…

Si las pinturas de la caja del pintor tuvieran una vida como la nuestra y pudieran hablar y convivir entre ellos, tal vez los colores claros tendrían prejuicios contra los colores oscuros y viceversa. Lo mismo dirían los colores brillantes con respecto a los opacos. Otras situaciones, como que el verde sienta envidia por el azul… ¡Y mejor no hablar del negro! Cuando toca a cualquier color le hace perder su luminosidad y, depende de que negro se trate, su brillo también.

En la tela cada color tiene vecinos, algunos se han mezclado con otros, también de la unión de dos o más ha salido un nuevo color…

Los colores tienen dos dimensiones (largo y ancho) como la tela, pero para ellos está vedado el poder observar el cuadro completo, ya que para ello es necesario ser tridimensional. Es más, cuando el pincel toca la tela trayendo al temido negro, la sensación es que lo negro surgió desde el corazón mismo del color que lo padece… Sienten vergüenza… se sienten “manchados”

Sólo el pintor puede apreciar la belleza en la oportunidad de la combinación…

¿Te avergüenzas de amar? ¿Te llama la atención la impunidad de algunas personas? ¿Consideras injusto el alejamiento de un ser querido? ¿Te preguntas por qué tenías vos que padecer “esa” enfermedad? ¿Alimentas tu ira con el deseo de ser el verdugo de los que te dañan? ¿Estás atravesando en tu vuelo una nube negra?

No entregues tu colorido ni tu brillo, resiste, se leal a tu esencia y tal vez… tal vez… llegue el momento en que te sea posible ver el cuadro completo explicado por el Pintor.

5 comentarios:

  1. Me han encantado tus lineas...! y muchas gracias por pasar y dejar tu huella en mi blog. eres bienvenido. Saludos tambien te sigo asi que nos estamos leyendo

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Pienso que en nuestro caso, estamos destinados a ver el cuadro completo, por más que le temamos.

    ResponderEliminar
  3. Hugo, amigo, perdón por mi ausencia...ves arribaste justo un tema muy profundo y tan bien narrado, que me hizo cambiar un poquito de opinión sobre mi vida.Te cuento que tengo muchos problemas de salud, por eso a veces el tiempo no me acompaña como quisiera para pasar por los sitios amigos.
    Bueno aprenderé desde ahora a ver el color de la vida , tal cual se me presente, sólo asi podré vivirla...
    Te abrazo con el corazón aunque lo tenga enfermo, pero tiene mucho para dar!!!

    ResponderEliminar
  4. Carla: Ojalá puedas curar pronto tu corazón! "Recordá" que tu corazón energético es el que debe estar curado, y entonces al otro no le queda otra que mejorarse!!!

    ResponderEliminar
  5. Vuelvo amigo y me encuentro con tan maravillosa respuesta a mi corazón, un consejo que lo pondré en práctica...aunque difícil es curarlo de esta enfermedad , pero todos los días me levanto con la lucha en mi vida y jamás bajaré los brazos.Mil gracias!!!
    Hoy paso a saludarte, dejarte mi cariño y desearte un buen finde!!!

    ResponderEliminar